sábado, 27 de septiembre de 2008

Patada ninja

Un viernes cualquiera, Pablo y Yo tomamos una cerveza en el bar amigo. 
Pablo: El otro día le pregunté a Berni si quería hacer algun deporte conmigo... 

"P: Che, Berni, te copas para hacer algo? Ninja, por ejemplo.
B: No, prefiero ser zombi
P: Nah
B: Sí, requiere menos compromiso, para ser Ninja hay que hacer una búsqueda interior del espíritu y no."
Folleto que le muestra Pablo a Berni:

NINJA
Escuela de entrenamiento gran maestro: 
ISHAO NISHI TSUSIMA
NINJA SAIGA RYU NINPO

-Goshin Jutsu: Defensa personal
-Kumite: Combate práctico
-Randori: Lucha en el piso
-Keiki Geiko: Más de 25 armas
-Odo Korutso: Arte de improvisar armas
-Henso Jutso: Disfraces
-Yaguen: Herboristería
-Oshin Jutso: Camuflaje invisibilidad
-Shinobi Iri: Desplazamiento silencioso
-Yagai Geiko: Entrenamiento de campo
-Hiki-Zuro: Técnicas de leer rastros
-Wana: Trampas

TODO TIPO DE COMBATE - ESGRIMA - ANTISALTO - ANTISECUENTRO - TÉCNICAS POLICIALES - CULTURA JAPONESA

Club Atlético Platense
Gral. Paz  y Zapiola a 4 cuadras de Cabildo.
Pitbull Gym
(dirección)
Gym Super Power
(dirección)

jueves, 25 de septiembre de 2008

Moris x dos

Esta mañana, discutiendo sobre los aspectos de los textos lógico-conceptuales:

"A ver... por un lado tenés el aborto y la eutanasia, y por otro, las verdades científicas y el gusto por el chocolate".

Minutos más tarde:

J: ¿Qué hora es?
C: No sé.
F: 12.05
C: ¡Ah, buee!
J: ¡¿12.05?! Se me enfría el puré. ("Seguimos el jueves que viene")

(Hay días en los cuales la gente se levanta particularmente graciosa)

domingo, 21 de septiembre de 2008

Podemos hacer más de dos cosas a la vez

(???)

De aburrida-ansiosa, nomás, reviví a un viejo amigo:


sábado, 20 de septiembre de 2008

Septiembre de música

Ayer, Lisandro Aristimuño, ND Ateneo.
 Palo Pandolfo de invitado: cómo me reí (genio)

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Samba meu


Hoy Maria Rita

sábado, 13 de septiembre de 2008

El dilema nuestro de cada día

- ¿Qué querés tomar C?
- Café.
- ¿Chico o grande?
- ... la taza roja.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

¡Susana, Graciela, Moria, abstenerse!

Nota de la autora -esa vengo a ser yo-: ¡hoy me puse seria, canejo!

-------------------------------------

Ayer escuché en dos programas de televisión, curiosamente, hablar sobre la ciudad que parece esconder el secreto de la juventud eterna. ¿Hechizos, chamanismo? Veamos:

A 1500 metros sobre el nivel del mar, y a 41 km al sudeste de la provincia de Loja, en Ecuador, se extiende el valle de Vilcabamba, más conocido como “El valle de la longevidad”.

Este lugar, aparentemente, suspendido en el tiempo, se hizo un poquito famoso, allá por la década del 60 cuando unos doctores encontraron a la población más longeva del mundo. Se decía que allí, las personas vivían hasta los cien años y que muchos habían alcanzado los 135 abriles.

Un descubrimiento semejante no pudo huirle al curro turístico y no faltaran jamás, en ningún centro de informes o en ninguna página web, folletos informativos sobre el mítico valle que preserva el secreto del pibe eterno.

Sin embargo, Vilcabamaba no fue tocada por extraterrestres ni esconde pócimas secretas que hagan de nosotros un personaje de Günter Grass, como insinuaron en la tele. Más bien, nada eso.

Para empezar a atar algún cabo, podríamos tomar el factor geográfico. Como  mencioné anteriormente, el valle de Vilcabamba se encuentra a más de mil metros de altura y lo rodean algunos de los picos más altos del Ecuador, alcanzando los cuatro mil metros y todavía más; altitud suficiente para contar con un clima templado, seco y sin cambios abruptos de temperatura.

La formación norte de los Andes tuvo, como el resto de la cordillera, enormes glaciares que con el correr de los años fueron derritiéndose dando lugar a lagunas, por ejemplo, las del Parque Nacional Cajas en la provincia de Azuay, al norte de Loja. El suelo rocoso, propio de este tipo de ecosistemas, es decir, del páramo,  es poco fértil ya que tiene simplemente unos centímetros de tierra negra, razón por la cual estas zonas no son explotadas a nivel agropecuario. No obstante, cuenta con una vegetación particular y fundamental para el desarrollo de sus pobladores. Del mismo modo que la altura y las temperaturas impiden el pastoreo o el cultivo, impiden que la flora –un pasto muy duro con aspecto plástico-, al morir, se pudra. Por lo tanto, la vegetación que cumple su ciclo de vida no se descompone, si no que el nuevo follaje crece sobre este creando una especie de esponja. En concreto: crea un filtro natural para el agua de lluvia y para la de las lagunas propiamente dichas.

Este tipo de suelos se extiende, casi en su totalidad, a lo largo de todo los Andes, y los minerales presentes en esta formación rocosa es similar también. ¿Por qué digo esto? La presencia de calcio, magnesio, manganeso, hierro, es constante;  como así también de metales como el oro o la plata tan codiciados en nuestro continente. O sea, del mismo modo que en la mismísima Argentina, salvo que allá arriba, en Vilcabamba, no se practica la minería y de este modo el mercurio u otros componentes tóxicos no contaminan el agua de las lagunas ni la de los ríos que desembocan en el valle. Debido a esto, nos podríamos arriesgar a decir que todos los minerales del agua de Vilcabamaba y de la usada para el cultivo provienen de una fuente exclusivamente natural y tienen el balance perfecto para el consumo humano, ¿interesante, no?

Una de las cosas que escuché decir ayer en Mañanas Informales y en Duro de domar, fue la atribución mágica que se le concede a esta población, como es la juventud ósea y la ausencia total -sí, total- de enfermedades. Por ejemplo, no existe la osteoporosis en personas mayores; se ha determinado que poseen la misma cantidad de minerales y contundencia que la masa ósea de un adolescente. La ingesta directa y natural de calcio, magnesio, está presente en el agua de todos los días; al alcance de cualquier canilla.

Ahora bien, podría ahondar mucho más en lo que respecta al suelo, clima y demás pero, ¿no creen que exista un detonante fundamental para que en este pueblo, sus habitantes disfruten de una larga vida?

Análogamente, Cuba posee la mayor tasa de “cienteanieros” por habitantes del mundo y, por el contrario, la isla cuenta con una Sierra Maestra que no asciende más de mil novecientos metros, además de tener completamente otro tipo de suelo.

Entonces, sabemos que es indiscutible la pureza en los altos valles de la cordillera, pero no todo se simplifica a eso.

Me detengo en Ecuador que es lo que me llama a escribir esto. Saliendo de Quito, Guayaquil, o de las grandes poblaciones que, aislando diferencias puntuales, nada tienen de diferente al resto de las ciudades latinoamericanas, el estilo de vida es otro. No nos debería sorprender ver en Vilcabamaba a hombres en sus setenta u ochenta años laboralmente activos, caminando varios kilómetros por día, trabajando la tierra. Es cierto, entonces, que este estado se lo puede asociar al buen clima y al agua pero, también es cierto que la actividad física, una dieta saludable, el contacto con la naturaleza, la relación casi fraternal con el origen y, por qué no, el desplazamiento del vocabulario del término estrés, son fundamentales.

Como todo en este mundo, Vilcabamaba se está haciendo conocido, -en mi opinión: demasiado- y es, entre otras cosas, parte de la ruta obligada para los viajeros que pasan de Ecuador a Perú o viceversa. Cada vez hay más personas instalándose en la zona poniendo spas, hoteles, restaurantes. Cada vez hay más gringos, ecuatorianos –que migran de otras ciudades-, argentinos, ávidos de contagiarse aunque sea un poquito de estas cualidades, a simple vista, mágicas. Pero, ¿somos capaces de beneficiarnos con la sabiduría del valle o ya venimos con la semilla de nuestra propia destrucción?

 


 

martes, 9 de septiembre de 2008

¿A ver quién lo roba primero?

Volviendo a casa desde Belgrano City.

"Rancho Paradise"
, pensé.
¿No creen que es un título digno para un tema de Manu Chao?

No pueden decir que no.

lunes, 8 de septiembre de 2008

Cajita de música

El descubrimiento del día:


¡enjoy!

Un domingo que

ya es lunes.

tengo puestas las medias marrones que compré en la costa un día de mucho frío, sin sol, sin verano, hace más de cinco años y no puedo creer que todavía sigan íntegras aunque un poco decoloradas.

él se está bañando. tiene un resfrío fulminante, tanto que lo atacó hace no más de unas pocas horas y ya está, caput, el aire no pasa.

se está bañando. le dije que respirara fuerte el vapor.

en cuanto a mi: los pies fríos pero sonriendo de ratos.

vimos una película. Once, ¿alguien la conoce? la música es hermosa; antes de meterse en la ducha le dio play al reproductor. acá estoy entonces, escuchando las canciones compuestas por los mismos protagonistas de la peli. bueno, ¿no?

el teclado de P me cuesta un perú. tiene ondulaciones, el tilde en otro botón, pero confió en que le voy a encontrar la vuelta. yo le tengo miedo a los botones ajenos. cualquier artefacto que no es mio y que llega a mis manos es tratado de una forma muy particular. en realidad, lo particular es que no es tratado, no toco nada y, si lo hago, lo hago con extremo terror, siento, continuamente, que soy capaz de desconfigurar el mundo al presionar un botón ajeno.

hoy, después de cenar (milanesas con puré), me recosté en la cama, me abrigué con la bolsa de dormir azul y cerré los ojos. P escribía, no sé qué, yo pensaba en Loli y me sonreía. Loli es mi abuela. y la pensé largo rato, me fui de viaje a su casa en san fernando, al fondo, a la ligustrina, a los pajaritos, a la imagen imborrable que tengo de ella regando las plantas cuando bajaba el sol y, de golpe, parada frente a la mesada de la cocina picando perejil y terminando de freír mis papas fritas para ponerlas en el plato hondo de vidrio marrón.

en este tipo de pensamientos es difícil poner comas o puntos es todo tan.

cuando pasan (ustedes) mucho tiempo frente a algo, supongamos, al monitor de la computadora, y después de un rato deciden volver a mirar lo que dejaron atrás, ¿no encuentran ese atrás curiosamente extraño?

creo que ahora estoy escupiendo pensamientos que nada tienen de célebres. pongamos un punto acá.

hoy tengo las medias marrones que compré en la costa un día de viento. P sigue en la ducha pero, hace bastante que no me sentía tan acompañada como en este preciso momento.

domingo, 7 de septiembre de 2008

es el miedo

...

Rien de rien.


Un segundo.

El silencio de esta noche me molesta, 
pero puedo oír, aunque más no sea,
la bocina del último tren.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Gremio del or...

Amigas, si no cuentan el tiempo suficiente para leer, tejer un gorro a crochet, hacer un curso de auto maquillaje, saquensé un turno con su ginecólogo amigo.


martes, 2 de septiembre de 2008

¡Patio, yo te quiero!

  • jazmín del cabo
  • lavanda dentata
  • marimonia
  • ruda
  • romero
  • violeta de los alpes
  • kalanchoe
  • menta